¡Hola!

Tenía días de no poder escribir para dedicarle el 100% de mi tiempo a Fede. Les cuento,  Fede nació el 20 de abril a la 1:20 p.m y desde ese momento todo cambió en mi vida, aunque según yo estaba preparada para lo que venía, no era así, creo que ni siquiera puedo describir lo que ha cambiado todo en nuestra familia por Fede y en especial lo que he cambiado yo. Eso sí, han sido los cambios más llenos de amor que he hecho en mi vida.

Antes de que Fede naciera les iba a contar un poco a cerca del Té de y de cómo nos íbamos preparando para su llegada, pero en este post les quiero presentar oficialmente a mi gordo y contarles un poco de cómo fue la llegada.

Desde antes de quedar embaraza siempre dije que quería una cesárea programada, cuando supe que estaba embarazada la seguí queriendo, desde como los 6 meses de embarazo mi doctor me dijo que iba a tener  la cesárea quisiera o no por que no tenía mucho espacio y en ese momento yo feliz por que tenía un apoyo del por qué tener la cesárea , pero todo cambió conforme se fue acercando la fecha. Me empezó a dar miedo hacerlo tan programado y que algo saliera mal y empecé a tener dudas si era mejor hacerlo por parto natural, leí, busqué y escuché los pro y los contra de las dos formas como para estar segura que la cesárea era una buena decisión.

Un mes antes de que Fede naciera, él se había encajonado y estaba en posición para nacer, por lo que me mandaron a tener todo el reposo que pudiera, para evitar un parto antes de tiempo, me acuerdo que en las noches me daba demasiado miedo levantarme a orinar y que se me rompiera la fuente, al final todo salió bien Fede nació como lo planeado  a las 38 semanas.

Estuve siempre tranquila, pero en el momento que me empezaron a preparar para la operación me empecé a poner súper nerviosa y no dejaba de preguntar cosas a todos, (cuando estoy nerviosa o ansiosa no dejo de hablar), literal a todos a las enfermeras, al anestesiólogo, al doctor, a todos les paso preguntando hasta en la cirugía preguntaba de todo lo que se me venía a la mente, después de todo era puro susto por que todo salió súper bien todo pasó muy rápido y el momento que escuche a Fede llorar fue la sensación más linda del mundo.

En este momento pienso que lo mejor que me pudo pasar fue tener a Fede por medio de cesárea . La recuperación fue súper rápida tuve un poco de dolor como el segundo y tercer día a la hora de caminar, levantarme y sentarme pero el resto del tiempo súper bien.

Y lo más importante Fede y yo estamos súper bien !

 

Con cariño Majo 

2 thoughts on “La llegada de Fede”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *