¿Alguna vez han escuchado acerca de una asesoría de imagen?. Yo sí, y la verdad no me llamaba para nada la atención, pensaba que era algo bastante aburrido y cuadrado. Me encanta la moda y pensaba que una asesoría me iba a limitar en cuanto qué debía o no usar, pensaba que era algo que me iba a sugerir usar ropa o accesorios aburridos, o que en el peor de los casos iba a tener que desechar la mitad de la ropa que ya tenía.

Hasta que un día, escuché de MC Asesoría de Imagen y escuché excelentes comentarios. Tenía un viaje pendiente en el cual era muy posible que hiciera algunas compras y la verdad me dio curiosidad ya que entre los comentarios que me habían hecho decían: – Mariana le cambia la forma de comprar! ¡De verdad que uno aprende una manera muy objetiva para hacer compras! Así que me puse en contacto con Mariana y concretamos una cita para la asesoría de imagen.

Ya en la cita (fuimos mi mamá y yo), ¡Mariana nos recibe con una gran sonrisa y una vibra muy cálida y agradable… y comienza el aprendizaje! Fue exactamente lo contrario a lo que imaginé, fue entretenido, agradable y en vez de tener que desechar mis cosas, aprendía a sacarle provecho a muchas cosas que tenía empantanadas y también aprendí a ser más segura en cuánto cómo arriesgarme, es decir un riesgo controlado; por ejemplo, los aretes grandes que ahora están tan in, aprendí cuáles estilos me favorecen, y por lo tanto ya no tengo miedo de invertir en una pieza que sé que me beneficia.

Otra de las partes que me encanta con Mariana, es la prueba de los colores, ella compara los colores que nos benefician versus los que nos hacen ver pálidas. ¡La prueba de colores con mami fue IN-CRE-Í-BLE! La foto, es en el mismo lugar, con solo segundos de diferencia una foto de otra, y vean como un color hace que se vea con más color y las mejillas como ruborizadas y el otro color hace que se vea pálida.

whatsapp-image-2017-01-11-at-11-25-15

Luego, de hacer un par de test, y descubrir si somos frías o cálidas, entre otras cosas, Mariana nos da unas muy convenientes tarjetitas, ¡en donde están los colores que más nos favorecen, ahora esa tarjeta tiene un espacio oficial en mi billetera!

En fin, en la asesoría podemos aprender a conocernos mejor, desde el corte de pelo más favorecedor hasta el tipo, color de ropa y accesorios. Definitivamente, fue de mis mejores inversiones, mi forma de comprar cambió, y aprendí a elegir lo que necesitaba y sobre todo aprendí hacer fondo de armario, que era una de mis prioridades.

Para este año que recién está iniciando, ¿¡qué mejor momento para una guía que ahora!? Sobretodo que estamos con rebajas y podríamos aprovechar para hacer algunas compras de básicos o arriesgarnos sin tener que invertir mucho en una prenda que sea de temporada o que esté en tendencia. Decídanse y les aseguro que no se van arrepentir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *