Desde el principio del embarazo mi mamá me dijo que ella me quería hacer un té a mi gusto, como regalo de ella. Se lo agradezco montones por que me dio gusto en todo y al final la pasamos súper bien.

Lo primero del té fue poner fecha, sabía que lo quería hacer alrededor de la semana 30 del embarazo para no estar tan cercana a la fecha del parto y poder disfrutar más el té, me quedó perfecto la fecha que escogimos por que era en febrero y el clima estaba súper lindo. Lo segundo fue pensar en los invitados y el lugar, yo quería que fuera como una tarde de té y de aprovechar para conversar con las amigas y la familia. Así que fue un té de solo mujeres y las invitadas fueron las personas más allegadas a mí y a la familia.

Para escoger el lugar y como era pleno verano fue más fácil por que sabíamos que lo queríamos hacer en el jardín de la casa de nosotros o en el de la casa de mis suegros que es a la par de mi casa, al final por comodidad decidimos hacerlo en donde mis suegros y le agradezco muchísimo a mi suegra por que nos ayudo montones.

Lo siguiente fue escoger un tema para la papelería y la decoración, al principio decía que solo quería flores blancas y la decoración con tonos de celeste, un día buscando cosas para la decoración del cuarto de Fede (del cuarto les cuento otro día); Encontré una frase de Peter Rabbit que es de mis cuentos preferidos “Somebunny Special is about to arrive!” y en ese momento decidí que todo el té iba a ser como el cuento de Peter Rabbit.

De escoger el catering se encargo mi mamá y de la mesa de postres también se encargo ella junto con una de mis tías que es experta en el tema. De la decoración fue todavía más sencillo yo nada más dije que quería y mi tío Martín lo hizo todo perfecto igual que siempre. Mi único trabajo fue la papelería.

Un detalle que me encanto fue que los centros de mesa eran hechos con lechugas de la huerta de mi esposo. 

Les cuento que una de las decisiones que tome, fue no hacer lista de regalos quería que los regalos fueran sorpresa y no me arrepiento para nada, nos fue súper bien.

La música  estuvo a cargo de Cori Elle, ella canta precioso y la música que tocaron les gusto a todas las invitadas. 

Y las fotografías para el recuerdo fueron por parte de Viú Master Fotografía.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *